El Periódico de la Psicología

¿Quien se atreve a "aburrirse" un poco?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En mi casa estaba prohibido aburrirse. Tal cual. Teníamos juguetes, juegos, espacios y tiempo. No había excusa para un "mamá me aburri...", rápidamente me ofrecían libros, ordenar mi armario, recoger las hojas del jardin, lavar el coche o estudiar, ¡estudiar! ¿Estudiar como opción al aburrimiento? ¿De dónde habrá salido esa idea?. Caundo yo era más pequeña, existia un enorme vacio entre "hacer cosas" y "aburrirse".

Ese universo paralelo donde el espacio-tiempo son tan vacios y tan llenos a la vez, donde divagar era mi deporte favorito e imaginar, mi merienda preferida... Eternos veranos de más de cien tardes, digestiones de ciento veinte eternos minutos, antes de poder correr hasta la psicina. Ese tiempo durante el que podíamos hacer cualquier cosa excepto ver la tele. Y aburrirnos, claro. Tener tiempo libre en exceso, no hacer nada y vaguear, estaban demasiado cerca. Hubo un tiempo en que las vacaciones servían para relajarse descansar y recuperar energía. Hoy día, la presión por vivir una vida plena y alcanzar "felicidad" se atribuye más al "hacer" que al "Ser", y claro, en ocasionesnos montamos unas vacaciones más estresantes que nuestra propia agenda habitual.

El verbo aburrirse, segun Maturana, es la ausencia o vacio de lo que nos "ab-horrere", aquello que nos causa horror, aquello que nos pone los pelos de punta. Entonces ¿y si aburrirse tuviera beneficios? Más allá de la aceptación negativa del aburrimiento, ¿y si ocasionalmente este tuviera beneficios?

Regálate tiempo

Aburrirse implica que disponemos de nuestro bien más preciado, el tiempo y no hay mejor forma de aprovecharlo que dedicándonos estos momento a nosotros mismos. Por ejemplo, "hacer nada" tras una estresante y pesada jornada laboral o un día ajetreado es la mejor opción para librarnos del agotamiento y el cansancio mental que experimentamos. Porque aunaque es necesario tener responsabilidad y cosas que hacer , aburrirse es fundamental para "conectar2. Conectar con uno mismo, con lo que realmente siente, desea y quiere.

Ahora bien, esto no implica perder el tiempo. Estos momentos podemos aprovecharlos para salir, leer e4se libro que tanto queríamos o hacer aquello que cuando estábamos ocupados no podí8amos hacer...En definitiva, hacer del aburrimiento algo deseable, algo productivo aunque solo sea para sentir, pensar y divagar. Además, tras estos períodos descubriremos como nuestro cuerpo nos pedirá actividad y dinamismo y seremos capaces de responder con una energía renovada.

¿Y si lo llamamos "espacio para conocerse"?

Que el aburrimiento sea negativo o positivo solo depende del sentido que le demos. Puede ser un espacio vacío sin sentido o puede ser un espacio de descanso y exploración personal que nos permita sentir, sentirnos, reflexionar e incluso tomar decisiones

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2020 Miret Editorial