El Periódico de la Psicología

FINGIR QUE ESTOY BIEN. Hoy, día Europeo contra la Depresión

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Como sin tener hambre, beso sin sentir amor, sonrío sin estar feliz, y me río aunque nada me haga gracia, pero cuando lloro...Lloro por todo el dolor que siento...

¿Estoy viviendo la vida o simplemente estoy esperando la muerte?

No sabes que hacer, no sabes que decir, lo único que quieres es desaparecer. Esas ganas de llorar que me dan de repente, quiero estar sola y al mismo tiempo necesito un abrazo.

Es increíble el daño que me puede hacer mi propia mente. Creo que tengo miedo a ser feliz, porque cada vez que soy muy feliz, algo malo pasa siempre.

¿Sabes cuando te das cuenta de que no puedes más?

Nadie conoce mi verdadero yo. Nadie conoce los horrorosos pensamientos que pasan por mi cabeza cuando estoy triste. Nadie sabe cuántas veces he llorado sola en mi habitación. Nadie sabe cuántas veces he perdido las esperanzas. Nadie me conoce.

No me encierro en mi cuarto porque me guste estar sola, no me encierro en mi cuarto por ser antisocial, simplemente me encierro en mi cuarto porque hay veces en que esta es la única manera en la que puedo escapar de la realidad.

¿Cuántas veces en la noche lloras, mientras ruegas que todo lo que está pasando no sea real?

Por mucho que duerma no es suficiente, aún tengo ojeras y ganas de seguir durmiendo, se debe a un cansancio de la vida, cansada de todo, aburrida. Con ganas de desaparecer de este planeta, pero a pesar de todo sigo cansada, ya que no descanso.

Y yo solo quiero un abrazo de esos en donde no entra el miedo, ni el invierno, un abrazo de esos en donde no hay lugar para nada, pero al mismo tiempo sobra todo.

Pasan los días...Creo que estoy mejorando pero luego vuelvo...Vuelvo a sentir ese vacío dentro de mi, esa angustia, vuelve el insomnio y las ganas de llorar por nada y a la vez por todo. Quizás no se note, pero la verdad es que me estoy esforzando mucho para no rendirme. Estoy bien. Bien hundida, bien decepcionada. Bien vacía, bien hasta, bien rota. Bien triste. Bien cansada.

Definitivamente, estoy bien...

Que triste es llorar por sentirse insuficiente.

 

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2019 Miret Editorial