El Periódico de la Psicología

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Toda la población está autorizada a salir a la calle con restricciones para hacer deporte o pasear, pero muchos afrontan con miedo esta libertad recuperada. Psiquiatras y psicólogos lanzan un mensaje de tranquilidad: es normal sentir ansiedad tras siete semanas de confinamiento.

"Tener cierto temor y cierta ansiedad es absolutamente normal. Incluso es bueno y saludable. A quien no le dé respeto salir a la calle será menos capaz de valorar los peligros y tendrá más riesgo de contagio", explica a Efe, Celso Arango, presidente de la Asociación Española de Psiquiatría.

Al margen de que los ciudadanos llevan semanas escuchando noticias sobre muertes y hospitales saturados, Arango recuerda que cualquier cambio, incluso el que es a mejor, como mudarse a una casa más grande o un ascenso profesional, genera estrés y ansiedad y exige un período de adaptación.

 

"Encerrarse en casa o salir tras el encierro va a ir acompañado de una reacción fisiológica normal y esperable y la gente no tiene por qué preocuparse"

 

A este psiquiatra le irrita la expresión "distancia social": "lo que necesitamos es distancia física y cercanía social;

ahora nos necesitamos y que la gente empatice mucho, que mantenga la distancia física pero que se dé mucho

cariño, aunque sean besos virtuales" Las personas, destaca, tienen que ser conscientes además de que van a

empezar a hacer actividades, como pasear, con menor riesgo de lo que hacían hasta ahora, como ir al supermercado.

 

 

Miedo, temor, ansiedad

Según un estudio de investigadores de la Universidad Europea en base a un sondeo realizado a más de 16.000 personas en Madrid, Cantabria y Canarias, el 70% tiene miedo a contagiarse y el 50% siente temor o ansiedad al salir de casa.

Timanfaya Hernández, psicóloga clínica y forense, ve cómo aumentan las consultas de personas con sintomatología ansiosa, con miedo al contagio y ahora también con temor a la calle.

"Sabemos que va a ocurrir. Nunca hemos vivido una pandemia y un confinamiento de esta dimensión, pero ya está descrito el fenómeno en otros colectivos que han vivido recluidos, como pacientes que son dados de alta tras largas hospitalizaciones o reclusos que salen de prisión", explica Efe.

La reclusión, apunta, es desagradable, pero nuestros mecanismos de defensa llegan a ser "desadaptativos". "Nuestro cerebro es muy inteligente, pero también muy puñetero".

 

¿Hay que forzarse a salir?

Arango recomienda aprovechar los pasos, volver poco a poco a la normalidad del futuro. "En el confinamiento pasamos del todo a la nada, pero son mejores las adaptaciones progresivas; que la gente vaya saliendo de forma paulatina, dando paseos, y si no le apetece, que se vayan forzando"

Timanfaya Hernandez apuesta por que cada uno se plantee  su propio "desconfinamiento" y marque sus pautas para ver como se siente.

 

"No pasa nada por salir el lunes en vez del sábado. ¿Hasta donde? En vez de un kilómetro, voy a dar primero una vuelta a la manzana.

Si me veo muy descontrolado, que no puedo manejar la situación y me genera mucho malestar, eso indica que hay un problema y ten-

dremos que hacer un trabajo para reconducir ese estado, que no se va a reconducir solo"

 

Hay que asumir que ese temor es normal, coincide con Arango, pero también ver que no interfiere en la vida cotidiana, que permite seguir las rutinas y mantener las relaciones sociales, pedir ayuda si la ansiedad o el miedo nos incapacita.

 

Salud mental y vulnerabilidad

Según explica Arango, los psiquiatras sí están viendo exacerbaciones o recaídas en gente vulnerable con transtornos mentales de base.

Pero su mayor preocupación no está en los problemas mentales derivados del confinamiento, sino en los transtornos mentales que provocara la crisis económica, como se comprobó en la de 2008: "Viene una ola y los gestores sanitarios tienen que ser conscientes de ello".

La salud mental de quienes han estado en primera línea, los sanitarios, también centra la atención de los psiquiatras, además del abordaje de los "duelos patológicos", esas miles de personas a las que se les ha muerto un ser querido sin entierro, sin funeral y sin el ritual de la despedida.

Hernandez coincide en la preocupación por aquellas personas con patologías previas, que pueden confundir el malestar que causa el confinamiento y el desconfinamiento, que afecta a toda la población, con un empeoramiento de su sintomatología propia.

Se refiere, por ejemplo, a pacientes con "agorafobia" o trastorno obsesivo compulsivos de limpieza. "Ya seguían pautas de limpieza suficiente en su día a día para hacer frente a un coronavirus. Tenemos que trabajar con ellos otra vez, explicarles que los consejos van dirigidos a la población sin esa patología; que tienen que lavarse las manos cuando salgan, pero no volver a lavárselas veinte veces al día"

 

Necesidad de certezas

 Arango lamenta que el Gobierno, en su toma de decisiones, no haya tenido en cuenta la salud mental de la población, cuando está comprobado que la mayoría de los problemas que genera el confinamiento tienen que ver con ella.

Se ha confinado a toda la población en casa para controlar a las personas que no habían seguido las reglas, explica, pero está demostrado que hay menos complicaciones de salud mental cuando el encierro se hace "de forma altruista y no obligada", cuando el Gobierno informa de los riesgos y el individuo toma la decisión de quedarse en casa, sin imposiciones.

Se registran también menos problemas en los países que han fijado un plan con fechas, aunque luego cambien, añade. "No hay cosa que genere más angustia al ser humano que la incertidumbre. Cuando a una persona le van a dar los resultados de una prueba de cáncer tiene más ansiedad antes que después, aunque el resultado sea malo"

Esa falta de certidumbre con la que nos han tenido es muy nociva. Efe

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Bhagwan Shree Rajneesh (actualmente conocido como Osho) fue un personaje controvertido, pero iluminado, que destacó entre 1970 y 1980 y reunió una gran cantidad de devotos en todo el mundo, conocidos como sannyasins, cuyas prendas de color anaranjado permitía distinguirles claramente. Una de sus enseñanzas fue que la Vida es un Misterio.

En la actualidad, la humanidad vive en un planeta de elecciones, lo que significa que cada uno de nosotros puede vivir su vida como le plazca: con alegría o desesperación. Nuestra vida no nos llega ya "fabricada", sino, sino que tenemos que crearla. Bhagwan señalaba que los judíos crean una vida judía, los cristianos una vida cristiana, los musulmanes una vida musulmana, etc. Es lo que todos los humanos hemos hecho durante siglos. Pero ahora ha llegado el momento de cambiar esta forma de actuar, porque esas clases de vida nos limitan y no nos permiten entrar en contacto con la vida "tal cual es". Cuando cargamos la vida de religión o filosofía, la distorsionamos y le asignamos un color particular. Y, en consecuencia, somos incapaces de verla en su pureza verdadera. Bhagwan enseñaba que el césped más diminuto, la hoja más pequeña, es tan significativa como la mayor de las estrellas. El elemento más reducido es también el más grande, porque todo conforma una unidad.

Cuando le preguntaban: ¿Cómo se vive una vida libre?, él respondía. <Mi mensaje es muy simple: vive la vida lo más peligrosamente que puedas; vive la vida totalmente, intensamente, con pasión, porque no existe más Dios que la vida>. Aseguraba no negar a Dios, sino apreciarlo  desde una perspectiva real, confiriéndole vida, acercándolo a todos, al corazón de todos, porque él es nuestro ser, en el que nada está separado sino que existe aquí y ahora. A través de la exploración,  de la sexualidad, la danza, la música y el movimiento feliz, Bhagwan pedía a sus sannyasins que se emborrachasen de vida, que saboreasen la dulzura y la poesía del vino de la Vida a cada momento.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

La equinácea, una de las plantas medicinales más conocidas por sus propiedades curativas, sitúa su origen en las praderas centrales de Estados Unidos, donde los indígenas la cultivan y aprovechan desde hace miles de años.

Sus múltiples sustancias activas hacen de esta planta el estimulante inmunitario natural por excelencia

Por su probada eficacia inmunológica, se aconseja en el tratamiento de resfriados, alergias,... Está también indicada para aliviar el dolor de cabeza, y es además desinfectante y anti-inflamatoria. Por sus propiedades depurativas y por su acción purificadora de la sangre se recomienda para tratar afecciones de la piel.

Nunca consumir sin la recomendación de un profesional.

 

Fuente: Las Plantas Medicinales de Cal Balcó. Penedès

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¿Pueden los colores influir en nuestra salud? La respuesta es sí.   

La cromoterapia se trata de un método terapéutico, utilizado para ayudar a tratar alteraciones físicas y energéticas que afectan al bienestar de las personas.

Nosotros, al percibir la energía de los colores en nuestro cerebro, tiene lugar una gran transformación hormonal. Esta se repite cíclicamente cada día al suceder la luz y la oscuridad.

En la naturaleza los cambios de colores, con el paso de los días y las noches, modifican nuestras hormonas e influyen en nuestra salud.

¿Cómo afectan los colores a nuestros cerebros? La energía de los colores entra en nosotros, a través del sentido de la vista y, nos hace reaccionar de manera inconsciente y casi sin darnos cuenta. Cada color produce una sensación distinta según su tonalidad y la asociación que hacemos con algunos estímulos de nuestro medio ambiente.

Pocas cosas nos influyen tanto emocionalmente como los colores del entorno que nos rodea y que repercuten en nuestro estado de ánimo por razones físicas y también psicológicas. La herencia cultural sobre la percepción de los diferentes tonos, las experiencias individuales que asociamos a cada uno de ellos y los cambios de tendencia por cuestiones adaptativas hacen que cada individuo viva las variedades cromáticas de forma distinta.

¿Sabías que el color del dormitorio y los elementos naturales influyen sobre el descanso? A lo largo de los años, una persona durmiendo consume un tercio de su vida. Los colores influyen directamente sobre nuestro estado de ánimo y como consecuencia, sobre la calidad de nuestro sueño. Los expertos recomiendan utilizar la cromoterapia en los hogares. Las diferentes gamas de colores ejercen de agentes terapéuticos en los diferentes estados de ánimo.

Según el portal Mejor Salud, el principal objetivo de esta terapia es lograr un equilibrio del cuerpo y la mente, aprovechando la capacidad que tienen los colores para dar calma, excitación o inspiración, entre otros efectos.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un recordatorio para crear conciencia sobre el daño físico que corren las personas que se exponen a estrictos regímenes dietéticos, que inclusive pueden conducir a la muerte.

El concepto surgió en 1992 cuando la Feminista  Mary Evans Young decidió luchar contra la industria de productos dietéticos, y alertar al mundo, sobre los peligros de los desordenes alimenticios.

Para ello llamó la atención de los medios de comunicación locales con el eslogan "La gorda devuelve el mordisco" (Fat Woman Bites Back).

Para, el  Día Internacional sin Dietas, sigamos promoviendo la búsqueda de un estilo de vida saludable y recordemos que la magia no existe.

Debemos adquirir una alimentación completa, adecuada, justa y oportuna.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Una enfermedad rara o poco frecuente está definida como aquella patología que afecta a menos de 1 de cada 2.000 ciudadanos. Estaríamos hablando de aproximadamente 42 millones de personas.

Según la OMS, existen en estos momentos entre 5.000 y 7.000 enfermedades raras diagnosticadas, siendo en la gran mayoria de los casos patologías crónicas y muy invalidantes.

Muchas veces, el hecho de tener una enfermedad poco frecuente suele ser motivo principal del sufrimiento que padece la persona y su entorno, no sólo porque muchas son altamente incapacitantes, sino porque no existen tratamientos farmacológicos adecuados y apenas hay información y profesionales especializados.

Las enfermedades raras son graves y normalmente progresivas, pudiendo afectar a cualquier edad, aunque 2 de cada 3 aparecen antes de los 2 años de edad, y 1 de cada 5 enfermos tiene dolores crónicos. Además, 1 de cada 3 casos dan lugar a discapacidad en la autonomía del paciente como consecuencia del desarrollo del déficit motor, sensorial o intelectual en la mitad de los casos.

Ante esta situación de padecimiento, debería ser esencial que todas las personas que tienen algún tipo de enfermedad rara, pudieran contar con una ayuda psicológica apropiada, integral y necesaria para poder tener una mayor calidad de vida y de bienestar en su día a día. En estos casos el profesional de la psicología va a facilitar a la persona el acompañamiento y la comprensión que necesita para disminuir el estrés y la ansiedad que le produce las situaciones por las que tiene que atravesar debido a su enfermedad.

Empezaremos con esta sección, describiendo el síndrome de Treacher- Collins aprovechando que este mes de mayo es el día internacional del síndrome de Treacher-Collins (28 de mayo).

¿Que es el síndrome de Treacher-Collins? Es un conjunto de anomalías congénitas, que dan lugar a una malformación craneo-facial congénita rara que cursa con discapacidad y es incurable. Afecta a 1 de cada 50.000 nacimientos tanto a hombres como a mujeres. La causa de esta enfermedad es la mutación del cromosoma 5 (Teacle) que influye en el desarrollo facial (ANSTC) Este síndrome también se conoce como disostosis mandibulo-facial o síndrome Treacher Collins-Franceschetti.

La persona afectada tiene que pasar por numerosas operaciones quirúrgicas a lo largo de su vida, dependiendo la gravedad del síndrome. Además las personas afectadas suelen tener deficiencias auditivas y visuales lo que muchas veces causa retraso en el lenguaje, dificultades de aprendizaje y de comunicación. Esto, junto a las malformaciones que afectan al rostro, con las consecuencias estéticas que ello conlleva, suele provocar sufrimiento psicológico y aislamiento en el niño, que muy posiblemente tendrá dificultades de autoestima, sobre todo en grupos reducidos.

 El abordaje psicológico será muy diferente en cada persona, y dependerá de sus características psicosociales particulares, sobre todo en lo que a severidad o a edad comprenden, pero un pilar fundamental de la intervención será el poder gestionar la autoestima adecuadamente, además de la motivación y la aceptación. También es muy importante el control de síntomas del paciente y sobre todo, lo más importante será el control del estrés, especialmente a partir de la adolescencia.

Junto con el abordaje psicológico y las TIC que son fundamentales para comunicar a las personas y a los familiares que padecen la misma condición, el asociacionismo con su recursos psico-educativos es también una herramienta imprescindible que da visibilidad a estos colectivos.

www.enfermedades-raras.org  -  www.orpha.net 

Por: Zara Casañ García. Psicóloga Sanitaria. COPV 11.598. Master en Psicología de la Salud y Master en Autismo e intervención psicoeducativa. Miembro profesional de APASE. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Periódico de la psicologia

qwerty

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2020 Miret Editorial