El Periódico de la Psicología

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los expertos en salud mental alertan de los riesgos de acabar en la consulta por malestares y sufrimientos naturales de la vida cotidiana sin necesitarlo realmente: alrededor de un 30% de los pacientes que acuden a un centro no representa un trastorno diagnosticable, pero un 50% de ellos ya tiene psicofármacos prescritos. 

Sociedades modernas donde todo sucede a una velocidad vertiginosa. Vidas conectadas a aparatos tecnológicos que han alterado las emociones y las formas de relacionarse, trabajar o consumir. Adaptarse o morir es la única constante, pero siempre es fácil. Surgen dificultades, trastornos y problemas que a menudo acaban en la consulta del médico o del psiquiatra. ¿Vivimos en una sociedad cada vez menos sana o aumentan los casos de enfermos imaginarios?

Existe un dato esclarecedor: el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM) ha multiplicado por cinco su grosor desde su primera edición en 1952, hasta la quinta y última de 2013. "En los últimos años estamos observando un fenómeno creciente en las sociedades más avanzadas: cada vez existe una mayor demanda de la población de los servicios de salud mental por malestares de la vida cotidiana", esplica Rocío Lacasa, psicóloga experta en ansiedad.

Hablamos de virtud, honor, razón; pero nuestro pensamiento no traduce ninguno de estos conceptos en una sustancia.

Wilhelm Wundt

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Supongo que es tentador tratar todo como si fuera un clavo, si la única herramienta que se tiene es un martillo.

Abraham Maslow

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Abraham Maslow fue un psicólogo estadounidense conocido como uno de los fundadores y principales exponentes de la psicología humanista, una corriente psicológica que postula la existencia de una tendencia humana básica hacia la salud mental, que se manifestaría como una serie de procesos de búsqueda de autoactualización y autorrealización.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No es un secreto para los lectores de muhimo que tanto los hospitales pintados o decorados de forma especial, como los paseos en la naturaleza, son sanadores. ¿Qué pasaría si mezclásemos estas dos ideas?.

En muchos países tenemos la suerte de tener hospitales, pero no son lugares más inspiradores tanto por la edificación como por el estrés, los horarios...Pero ahora sabemos la importancia del bienestar emocional en relación con la buena salud física, más parece que falta trabajo en el entorno hospitalario. Aunque no es nada nuevo sino más bien, algo que habíamos olvidado.

Hasta 1920 todos los hospitales españoles disponían de lugares ajardinados, pero poco a poco se fueron abandonando de manera progresiva para aumentar las áreas edificadas.

Sin embargo, las distintas escuelas de arquitectura junto a los profesionales de la sanidad están recuperando el interés por crear "jardines sanadores" pueden estar tanto al aire libre como dentro del propio hospital.

El objetivo es que los enfermos tengan aire, luz y contacto con la naturaleza, con plantas autóctonas, de bajo consumo en agua y que varíen en función de la estación del año. O incluso crear un pequeño huerto urbano de alimentos orgánicos gestionado por algunos pacientes (sin transgénicos ni plaguicidas ni abonos químicos o tóxicos) y que pueden consumirse en el hospital.

 

"Los centros hospitalarios que disponen de jardines en el interior
consiguen acortar la estancia hospitalarias de sus pacientes ya que
se mejoran los plazos de curación de la enfermedades"  
Doctor en Farmacia Enric Auli. Autor del libro "Sostenibilidad en centros sanitarios"

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Rosa del Hoyo és escriptora. Ha relatat la seva experiència en un llibre, en el que ha explicat com és la vida d'una persona amb síndrome d'Asperger. Amb quins problemes es troba? Quines preocupacions té? Com gestiona les emocions? I les relacions socials? Tot això i molt més ho explica en un diari emocional, 'Mentre, encuéntrame (dos meses y medio en la vida de una Autista)', que publica Editorial Miret i que pretén contribuir a la divulgació i comprensió d'aquest trastorn mental.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los niños viven la sinceridad de forma especialmente intensa entre los 3 y los 10 años y al principio, se sienten inclinados naturalmente a ella. Cuando son pequeños, suelen tener una gran sensibilidad a ser engañados y una gran facilidad para captar la sinceridad. Así, el ejemplo de los padres juega un papel fundamental y les ayudará a decidir si desean amar la verdad o a ser mentirosos.

Durante la etapa infantil , el motivo fundamental por el que los niños son sinceros es que, diciendo la verdad, reciben el amor y la ayuda de sus padres y, además, éstos no les juzgan en ningún momento. Más adelante, al tener uso de razón, comienzan a entender la importancia de la sinceridad y su valor moral: decir la verdad es bueno. Desde ese momento, los niños se esforzarán por vivir la sinceridad y los padres deberán enseñarles como hacerlo.

SIETE PAUTAS PARA EDUCAR LA SINCERIDAD

1. Evita llamarle mentiroso. No debes tratar a tu hijo como mentiroso sino como a una persona digna de confianza, aunque sepas que miente.

2. Busca el quién y el por qué. Ante un problema lo más importante es la persona que lo sufre, y en el caso de la mentira tienes que reflexionar sobre la persona que lo ha hecho y los motivos que lo han llevado a hacerlo. Es muy importante que además, dialogues con sus profesores para buscar un plan de actuación común que vaya en la misma dirección.

3. Fomenta el hábito de la sinceridad. Es importante que estimules a tu hijo para que cuente cosas de su día a día, por ejemplo, en un momento de tertulia familiar que comportáis todos.

4. Elije un momento adecuado para reprenderle. En algunas ocasiones será necesario reprender a tu hijo, en ese caso, es importante que escojas un momento adecuado, estando a solas y procurando siempre no humillarle, dejándole una salida y demostrándole que tienes confianza y seguridad en que va a mejorar. Eso le ayudará a superarse.

5. Enséñale otra opción a la mentira. Algunos niños y niñas no saben defenderse de las agresiones sin entrar en el juego de las mentiras, de modo que se acostumbre a hablar bien de los demás y no burlarse.

6. Confía en él. Tu confianza en él provoca que le duela interiormente el hecho de haberte defraudado cuando no ha sido sincero.

7. Edúcale en positivo. La educación en la sinceridad a de tener un enfoque positivo. No estés pendiente de descubrir y castigar las posibles mentiras (actitud de desconfianza), en cambio, alaba los actos de sinceridad e insiste en el valor de la sinceridad como algo propio de los niños. Actuando así educas en positivo.

MOTIVOS POR LOS QUE UN NIÑO MIENTE:

1. Para quedar bien.

2. Para defenderse.

3. Por orgullo.

Fuente: Patricia Nuñez de Arenas

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2019 Miret Editorial