El Periódico de la Psicología

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado


images_28.jpg

Los veganos son vegetarianos estrictos, que evitan todos los alimentos de origen animal, entre ellos carne, pollo, pescado, productos lácteos y huevos. Muchos veganos se niegan incluso a vestir prendas hechas con productos animales, como pieles o cuero.

Los ovovegetarianos son vegetarianos que además comen huevos, pero no carne de pollo.

Los lactovegetarianos son vegetarianos que también comen productos lácteos, pero no huevos. Algunos lactovegetarianos se niegan a comer queso elaborado con cuajo como agente coagulante, ya que la fuente habitual del cuajo es el estómago de terneros sacrificados al nacer.

Los ovolactovegetarianos son vegetarianos que asimismo comen productos lácteos y huevos.

Los pescovegetarianos son vegetarianos que también comen pescado, y muchos de ellos consumen además productos lácteos y huevos.

Los semivegetarianos, tambien conocidos como flexitarianos, son vegetarianos que ajustan sus propias normas -comiendo pollo, pescado, productos lácteos o huevos-, en función de las situaciones sociales concretas o las necesidades sanitarias. Pero la mayoría traza la línea en comer carne roja.

Cualquier forma de adicción es mala, ya sea alcohol, morfina o el idealismo.

C.G. Jung

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Carl Gustav Jung fue un médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo, figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis; posteriormente, fundador de la escuela de psicología analítica, también llamada psicología de los complejos y psicología profunda.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

images_36.jpg

Soy un varón de 56 años que acaba de escapar vivo de un ICTUS devastador. Me dispongo a relatar los preciosos sueños que he tenido después de 36 días en coma.

Lo primero que quiero decir es que la situación de coma es plácida, hermosa. Se encuentra uno allí, de maravilla. La otra orilla es un paraíso del que no apetece volver. Así me he sentido.

Gracias a mi capacidad ensoñadora, he salvado la vida. He estado en un planeta, dentro del planeta. He vivido historias que nunca olvidaré y que marcarán mi vida, para siempre. Algunas son de carácter inexplicable, pero todas surgen de mi amor profundo a la vida.

Los lobos me salvan la vida

Un día, tenía una sed asesina, una sed insoportable y andaba subiendo un repecho en una montaña cuando de pronto veo venir a 5 lobos a su aire, como compartiendo entre ellos un momento de camaradería.

Al pasar a mi lado, el más grande de ellos, un macho espectacular, me hace un gesto como para que le siga. Me pongo a seguirles y me llevan a una poza de color azul cobalto, bellísima, que era mi salvavidas.

En esa poza, se ponen a bañarse, y a jugar. Meten sus manos, sus hocicos y yo meto mi cabeza y bebo, bebo directamente con la boca.

Junto ami boca a la suya y bebemos juntos del agua reparadora. Sacio mi sed, y comparto un momento íntimo con un grupo de lobos. Me dejan estar con ellos. Bebo hasta que me sacio. No me hace falta tocarles.

Sencillamente compartir un aspecto tan íntimo, me hace sentirme uno de ellos, compartimos un bebedero, bebemos juntos, y realmente me salvan la vida.

New York, agua a la vista

No sé ni como ni porqué, acabo transitando por la costa de NY, a orillas del río Hudson. Y allí descubro que el agua dulce, está aflorando y formando un rosario de lagunas, pequeñas piscinas y pozas naturales que le dan una belleza inusitada a ese lugar.

Me enamoro de ese sitio y lo convierto en mí santuario personal. Un lugar de agua fósil que lleva millones de años sin entrar en contacto con ningún organismo vivo, y de donde al beber, te llenaba el cuerpo de luz e iluminaba el cuerpo de la gran pureza. Un agua esencial, un agua antigua, un agua primitiva, de una pureza extrema que formaba un rosario de zonas húmedas maravilloso.

A medida que va pasando mi coma me meto más en esa localización, me enamoro realmente del lugar y decido ir a visitar a un general japonés, que me han dico que es el señor de la guerra para alentarle del valor del lugar, para que no se le ocurra destrozarlo.

Me voy a su despacho y hablo con él. Le digo reiteradamente y con mucha contundencia que no hay que repetir un Pearl Harbour, que no bombardee el lugar. Que el lugar es bellísimo y hay que cuidarlo.

Él me escucha con atención, sabe que tengo razón, sabe que tengo razón, pero al día siguiente lo bombardea y lo destroza. Y yo lloro en su despacho, como un niño que ha perdido a su madre. Lloro ante la pérdida de algo único, de algo esencial.

Lógico en mí que estoy viajando hacia el origen. Mi viaje es hacia el origen. He viajado hacia lo que el hombre fue y lo que debe ser. La parte más débil del universo.

Llego a enamorarme del agua y llego a penetrar tanto en ella que veo sus moléculas, veo los cristales de los que está formada. Las formas del agua, veo sus cristales, la toco, las aprecio. Llego a comer rebanadas de agua. Cojo pan y agua. Todo ante una pureza qué me había sido privada por mi condición de ser racional.

Estoy absolutamente convencido de que todo esto tiene que ver con la parte que tenemos coartada y que no nos permite acceder a ciertas dimensiones. El coma ha permitido liberar al Luis Miguel más esencial, más salvaje, más natural. Ha permitido que yo me entremezclara con la física y la química que hay alrededor de las cosas.

Y no como vivimos, vivimos capados. Hay una parte nuestra que vive capada que ignora la capacidad que tenemos de adquirir la dimensión espiritual que tenemos. Y esto me duele. Siempre me dolió, quizá por eso en estos sueños ha surgido de una manera tan evidente. Y todo con una mente abierta de par en par.

Como el principito

Me he sentido como el Principito, como si fuera el principito, caminando solo por el planeta lleno de sorpresas. Receptivo de par en par a que me las dieran. Con la mente y el pecho abiertos y dispuestos a recibir cualquier sorpresa que se me otorgara.

Hasta tal punto es sorprendente esta historia que durante mi coma, mientras yo lo estaba viviendo oníricamente, salto a los medios de comunicación internacionales esta noticia: https://bit.Iy/2Yc1XMK.

Sin referencias por mi parte ni haber leído nada al respecto, de repente viajé a aquel lugar, vi todo aquello, aprecié la fuerza del agua coincidiendo con la realidad.

Esa conexión realmente espiritual me sobrecoge y me marca la senda a seguir. ¿Cómo es posible que yo llegara a apreciar el valor de esa masa de agua dulce que estaba oculta a las gentes desde hace millones de años, y de la que nadie nunca me había hablado?

Son los misterios de la existencia. En este caso, desvelado por una situación in extremis entre la vida y la muerte.

Decir tan solo que en el fondo agradezco la gran oportunidad de haber vuelto, aunque este mundo me parezca raquítico y enano. Haber vuelto con alguna que otra secuela, pero no haber perdido el sentido de la vida. Ha sido una maravillosa oportunidad que espero me haya enriquecido. Me ha hecho más hombre, más humano. Me ha hecho más planeta.

Y deseo que sirva a cualquier persona que esté asustada ante el hecho de viajar al otro lado, que este relato, que va a convertirse en libro próximamente, le sirva como cuaderno de bitácora. El miedo no es buen compañero. efeverde.

Luis Miguel Domínguez es naturalista, director de producciones audiovisuales relacionadas con la Naturaleza y presidente de la asociación Lobo Marley.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

mente24.jpg

 

Existen diversas características y rasgos psicológicos que describen a un maltradador, pero sin embargo, no podemos generalizarlas a todos los hombres violentos o mujeres violentas categóricamente, ya que principalmente el tipo de daño que el maltratador pretende ejercer no siempre será el mismo y por eso sus perfiles y rasgos también se diferencian.

Los maltratadores no tienen rasgos comunes socioeconómicos, demográficos o sociales, pues existen y los podemos encontrar en cualquier parte del mundo. Las característica principal que los define es que éstos han adquirido el hábito de maltratar y lo consideran algo "normal" a la hora de relacionarse con los demás.

Sin embargo, existen algunos otros rasgos que suelen ser comunes en el perfil de un maltratador, pues sus habilidades sociales y los aspectos emocionales están de una u otra forma afectados por trastornos originados sobretodo en la etapa de la infancia.

Entre las características más comunes que generalmente se encuentran en los diferentes rasgos de los maltratadores, esta: la falta de empatía, baja autoestima, narcisismo, problemas al relacionarse de forma afectiva con los demás, impulsividad, depresión y conductas antisociales que van en contra y violan los derechos de las demás personas.

Básicamente esto nos demuestra que son personas con problemas para tener relaciones sanas con ellos mismos y con el resto de personas, ya que su objetivo fundamental es infringir daño y de esto realmente obtienen satisfacción.

Cuando hablamos de hombres o mujeres maltratadores podemos estar refiriéndonos a los que maltratan a su pareja, su familia o los que son violentos en general.

¿Cómo es el maltratador y porqué tiene esta conducta?

Los maltratadores a pesar de tener problemas para relacionarse afectivamente con las demás personas, no implica que tengan problemas para adaptarse al núcleo social ya que realmente esta parte la hacen bien.

Estas personas ejercen la relación de violencia y poder sobre aquellas víctimas con las cuales tienen un vínculo muy cercano.

Estamos hablando de un maltratador que se adapta bien a la sociedad y que esto le permite de cierta forma tener un camuflaje ante los demás sobre su condición de maltratador y por lo tanto los rasgos que podemos mencionar de él hablan sobre condiciones emocionales y características psicológicas.

Rasgos característicos más comunes de un maltratador.

Los siguientes rasgos comunes del maltratador no tienen por qué cumplirse todos y pueden incluso presentarse otros rasgos que no se encuentran mencionados a continuación.

1. La depresión: Indiscutiblemente es uno de los rasgos más marcados dentro de estas personas, ya que suelen tener un estado de depresión oculto y del cual no hablan ni intentan tratar de forma profesional.

2. Son inseguros: El maltratador se caracteriza por ser una persona insegura en los diferentes ambientes de su vida; social, laboral, familiar y de pareja. Además intenta constantemente culpar a alguien más de sus propios defectos y errores para no tener que enfrentarlos. Esto lo hace en su intento para fortalecer su personalidad y autoestima.

3. La Inestabilidad: Los diferentes rasgos del maltratador lo hacen ser alguien sumamente inestable, ya que puede verse afectado por problemas económicos, de alcoholismo y drogas, problemas familiares, sociales o de pareja; que pueden estallar comportamientos violentos en cualquier momento.

4. Infancia de rechazo afectivo: Estudios demuestran que los maltratadores han tenido experiencias en su infancia en el núcleo familiar donde ha sido rechazado de forma afectiva. Esto les ocasionó severos problemas en su madurez ya que estas acciones lograron crear incluso trastornos psicológicos.

5. Narcisismo: Son personas completamente cerradas a un único pensamiento y es el de ellos mismos. No ceden ante nuevas formas de pensar y se ciegan a creer simplemente en su pensamiento. 

El maltratador suele ir graduando sus niveles de maltrato, control y daño hacia sus víctimas, es decir, suele comenzar ejerciendo solo maltrato psicológico y leve y luego intensifica sus acciones hasta poder convertirse en un maltratador físico e inclusive sexual, ya que su objetivo siempre será ejercer control total sobre su víctima fijada.

Perfil y rasgos psicológicos del hombre que es violento en la familia.

Este es uno de los perfiles que infringe uno de los maltratos menos severo, estas son sus características:

Este tipo de maltratador solo ejerce la violencia dentro de su hogar y con el círculo de personas que corresponde a su familia.

El tipo de violencia que ejerce no llega a ser severa por lo que es una de las agresiones que menos implicaciones delictivas presenta. Sin embargo, debemos mencionar que los efectos sobre todo impactan en el plano emocional, ya que el agresor planifica estrategias de control obsesivo sobre su víctima, ejerciendo constantemente impactos negativos sobre ella y su estabilidad emocional.

Como mencionamos anteriormente, su perfil psicológico es producto de un hogar o familia disfuncional, de donde se crearon los pensamientos que validaron el maltrato como respuesta a las diferentes situaciones donde consideren la violencia una forma de respuesta adecuada.

Suelen tener problemas de adicción con el alcohol o las drogas. Realmente su carácter la mayor parte del tiempo tiende a ser hostil y además de esto suelen también lidiar constantemente con la depresión.

El maltratador obtiene poder a través de su relación de violencia, ya que permite les permite sentir que controlan a su victima a través del maltrato y esto afianza también su identidad inestable. 

Fuente: Equipo Editorial lavidalucida

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Según un reciente estudio realizado por el Hospital de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, la canción 'Comfortably Numb', uno de los temas más populares de la agrupación británica, se encuentra entre los temas más adecuadas para escuchar durante una operación quirúrgica.

Origen de escuchar música en los hospitales

Según una publicación realizada por el diario peruano La República, en la antigüedad, las salas de cirugía al no existir la anestesia se encontraban ubicadas en la cima de os hospitales, esto con motivo de no molestar a otros pacientes con los gritos de las personas que experimentaban dolor al ser operadas. Por tal motivo, los médicos preferían realizar las operaciones con clásicos como Mozart, Beethoven o Tchaikovsky, a tal punto que esta 'tradición' transcendió con el tiempo y los doctores optaron por escuchar —en la actualidad— la música de Roger Waters, Nick Mason, David Gilmour y Syd Barrett, los Pink Floyd.

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2019 Miret Editorial